Esta pregunta muchas veces se la hacen los empresarios cuando se les hace entrega de la nueva página web de su empresa, es una pregunta muy sana e indica que se implementó un sitio web pensando en algo más que estar a la “moda” digital. En artículos anteriores hemos tocado los temas sobre posicionamiento SEO, estrategias de redes sociales y algunos otros tópicos que atañen a la era digital y su aprovechamiento empresarial; en este artículo queremos integrar estos temas en una serie de posibilidades que pueden servir de guía básica para saber que camino tomar una vez que un sitio web ha sido lanzado al aire de acuerdo a las espectativas y objetivos que se tengan con esta herramienta.

Que puedo hacer con mi web?

  1. Crear una fuente de información confiable en todo momento.

    Esta nueva página web puede ser la fuente de información sobre la compañía, productos y servicios que todos estaban esperando en tu empresa, tanto el cliente externo como interno. Si mantienes la información actualizada con el día a día de tu compañía; existe la posibilidad no sólo de que tus clientes se estén informando constantemente si no también tus empleados todo el tiempo estén capacitados y preparados para enfrentar al mercado el cual siempre está hambriento de información y oferta.

  2. Formarla como un vendedor que nunca duerme.

    Ya hemos explicado la utilidad de una página web para el cumplimiento de los objetivos comerciales de una compañía, este rol se puede especializar mucho más si agregas la posibilidad de hacer compras directamente desde el sitio (claro está que existen algunos productos más sensibles que otros para este tipo de estrategia). También puedes crear formularios de contacto que lleguen directamente a los correos de tu equipo comercial, de manera que ninguna oportunidad se pierda. Puedes publicar en el sitio promociones temporales que emerjan en una sección determinada haciendo posible incrementar las ventas de un período o producto particular. El limite está únicamente en la creatividad y esfuerzo que pongas en esta tarea.

  3. Configurarla como un punto de entrada para prospectos o clientes nuevos.

    Para esto es muy importante implementar una estrategia SEO o SEM para tu página, pues la fuente de consulta principal de los internautas son los motores de búsqueda y estos son unos de tus principales aliados a la hora de generar tráfico a tu sitio lo que a la vez dependiendo de la estrategia puede traducirse en muchas oportunidades de negocio con estos nuevos prospectos que no sabían de la existencia de tu compañía.

  4. Integrarla a tu estrategia de mercadeo empresarial.

    Una compañía siempre tiene un plan de mercadeo sea que lo tenga estructurado o no, y puesto que se tiene una herramienta nueva la cual por no decir más; es una ventana para que el mundo entero mire hacia el interior de nuestra compañía; podemos integrarla a nuestra estrategia de mercadeo, puede ser parte de una fase digital, estar presente en toda la estrategia o dedicarla a servicios específicos que se quieran impulsar con internet, lo primordial en este punto es hacerle el seguimiento y el ajuste adecuado como se hace en cualquier proceso normalizado de la organización, pues si no se mide no se pueden controlar los resultados. También se debe de tener una persona responsable de esta fase con los conocimientos y experiencia adecuada.

Lo anterior expuesto es solo un pequeño pellizco del universo de posibilidades que ofrece esta nueva página web y como ya lo mencionamos los límites son tan grandes o pequeños como nuestra creatividad  y enfoque, Sin embargo puede ser el punto de partida para lograr con creces los objetivos de la compañía aprovechando esta tendencia que aún en nuestro país está en temprana formación.